Seguidores

miércoles, 6 de febrero de 2013


Cuando sientas que ya no das mas de si, que los problemas te van a estallar encima, recuerda todas las cosas por las que vale la pena seguir adelante, su sonrisa, los momentos mas bonitos que puedas recordar; esos a los que te gustaría volver, pero que cuando los recuerdas te dan fuerzas a seguir
en la vida perderás gente, gente que no te valorará, que se apartará de tu camino, ¿sabes que? pero para ellos, que no se dieron cuenta de lo que vales, pero tambien se te abrirán muchas puertas, y mucha gente irreemplazable aparecerá a lo largo de tu vida.
También perderás gente de modo natural, pero es ley de vida, todo el mundo, con una edad u otra, muere. Y aunque cuando perdamos a la gente que mas nos importe, nos duela como si nos arrancaran el pecho, hay que ser fuerte, y no puedes quedarte en el suelo, tienes que levantarte con todas tus fuerzas, y con la ayuda de las manos de esa gente que no se irá de tu lado.
Habrá por supuesto amores, que te lo hagan pasar muy mal, pero muchos amores se acaban, y hay que aprender a continuar; aunque por desgracia, siempre uno de los dos sale mas herido que el otro, hay que aprender a ser valiente, a ser lo mas fuerte, y aunque no tengas ni pizca de ganas sacar la mejor de las sonrisas, y decir, aunque ahora esté mal, todo pasa, y en un momento u otro te das cuenta.

lunes, 4 de febrero de 2013


Pero lo cierto es que no todas las despedidas duelen. Porque existen tantos tipos de despedidas como personas hay en el mundo.
Existen las despedidas de amor, siempre tristes y siempre dolorosas; en las que se cierra una puerta ,muchas veces, con la esperanza de abrir otra.
Las despedidas banales, en las que aparentemente nada cuenta, nada importa, hasta que el hueco del sofá te dice lo contrario.
Despedidas llenas de miedo, de terror, por lo que se esconde detrás  de ellas, especialmente, cuando lo que se esconde es lo desconocido.
A mucha gente le gusta maquillar las despedidas con un reconfortante "Hasta siempre". A mi no. Cuando me despido de alguien nunca echo la vista atrás. Para mi solo hay una manera de decir adios; y es decir "Hasta nunca".

miércoles, 9 de enero de 2013

¿Mi felicidad? La curva de su sonrisa.




Siempre habrá algo de tristeza en los momentos más felices y un poco de alegría en los peores días.

Ríe cuando estés triste, llorar es demasiado fácil.

Te quiero, pero te odio. Te echo de menos, pero estoy mejor sin ti. Te quiero fuera de mi vida, pero no quiero dejarte ir.